La Mar de Músicas #miregalodeldía (o de varios días)

Ya han pasado dos meses desde que empecé a trabajar de nuevo. 60 días de hacer cosas distintas, de conocer gente nueva, de escribir mucho (aunque no por aquí, lo sé), y de mucho estrés. Es lo que tiene la tele. ¡Casi lo había olvidado!
Cuando uno es periodista, y además ejerce de ello apenas tiene tiempo libre. No sé si os pasa. Los que sois del gremio seguro que me entendéis. Veis temas mientras paseáis por la calle en vuestro día libre, todo es susceptible de hacer un repor… ¡y más en verano, que andamos sequicos!

Pero si algo he aprendido en los más de 10 años que he trabajado de esto es que hay que obligarse a desconectar. Alguien me dijo hace poco que no olvidara hacerme un regalo a mi misma cada día (¡gracias Pilar!), y así lo hago. Una cenita con mi chico, cervezas con los amigos, la familia, un libro, playa…un concierto… ¡o unos cuantos!

Mi dolce vita

Esto es a lo que me he dedicado este mes. Porque, para los que no lo sabéis. Cartagena, en julio, tiene un festivalazo: La Már de Músicas. Y ya que una es de prensa, tiene que escribir cada día de ello y tiene pase VIP…pues había que aprovechar. No os voy a hablar de todos los artistas a los que he tenido el placer de escuchar, pero sí, de los mejores que han pasado este verano por aquí (según mi opinión, claro, que para gustos, los colores).
Cada año, La Mar de Músicas cuenta con un país invitado. Este año, Chile. Y fue precisamente una chilena la que inauguró los conciertos de la que es ya 21 edición del festival.
Camila Moreno actuó en un escenario único y muy íntimo: la catedral antigua de Cartagena. Cuando llegamos Isaac y yo nos quedamos embobados. Decoración exquisita y vistas inmejorables, por un lado el Teatro Romano y por otro el Palacio Consistorial. Solo el hecho de estar ahí, fuese lo que fuese lo que iba a sonar nos encantó.
Catedral antigua de Cartagena

A los conciertos de este festival, la mayoría de veces, va uno sin saber muy bien qué es lo que va a escuchar. ¡Me encanta descubrir nuevos artistas! y no son pocos a los que me he aficionado a lo largo de los años después de haberlos conocido aquí. En fin. Que la música empezó a sonar. Pop electrónico y letras cañeras que ahondaban en lo más profundo de la feminidad.
Debo decir que al principio no nos convenció. Pero conforme fue avanzando en los temas de su nuevo disco “Mala Madre”, Camila Moreno nos fue ganando. Energía pura encima del escenario. Se nos hizo corto.

 

Fue el pistoletazo de salida. Después de ella, en días posteriores…Lila Downs, Gino Paoli,… o ¡Zaz!.

Conciertazo de la francesa en el Parque Torres. LLeno a reventar. Era el que yo llevaba esperando meses. Desde que conocí el cartel del festival de este año. Y desde luego, no defraudó.

Descubrí a Zaz hace ahora tres años, cuando vivía en Totnes. Gracias a mi amiga Mo Ka que un día, así sin más, decidió compartir conmigo la canción de La feé. Porque las hadas existen. ¡Oooohhh! Desde ahí, un no parar.

Zaz en La Mar de Músicas
El Parque Torres lleno a reventar
El espectáculo fue una pasada. Inicio de gira por España para presentar su último disco “París”. Repaso a todo su trabajo…canciones robadas del cancionero francés… y hasta se atrevió con la canción de “Historias de un amor”, de Los Panchos.  Tuvo al público en pie dos horas. Sin dejar de bailar. Además, estuvo interactuando con nosotros entre canción y canción… ¡en español! (o eso intentaba). Simplemente GENIAL.

Entre las actuaciones gratuitas de este año, las mejores la senegalesa Aida Samb et Le Saraba, los noruegos Kakkmadaffakka, Amparo Sánchez y Los Últimos Bañistas, a los que por cierto tuve la oportunidad de entrevistar (a las 6 de la tarde y ellos aún sin comer…pobres). ¡Majísimos!

En ‘el poyete’, siempre bien acompañada
Melody Gardot actuó anoche. Por supuesto, también fui. Salió al escenario como lo que es: una diva. Pisando fuerte y con taconazos de aguja, turbante en la cabeza, vaqueros ajustadísimos y una chaqueta monísima, de manga larga. Estuvo todo el concierto mencionando el calor que hacía. ¡Ayyyy!, claro, si es que es julio y esto es el sur de España.
Bueno, comentarios sobre vestuario a parte. Fue abrir la boca y callarnos a todos. PEDAZO VOZ.
Nos enamoró con sus canciones. Y también nos enamoró (al menos a mí) su saxofonista. ¡Wow! En mi vida había visto a nadie tocar dos saxos a la vez, y de esa forma (además, todo hay que decirlo, el muchacho está bien apañao). Sin palabras.

 

La primera vez que esta artista estuvo en España fue en 2010 precisamente aquí, en La Mar de Músicas, y no se le olvidará nunca. De hecho, lo recordó en el concierto. ¡Fue difícil cantar el día en el que España había ganado el Mundial! Todo eran pitos y bocinas en la ciudad…
Esta noche es el último día de conciertos. ¿Sabéis quien toca?. El Puchero del Hortelano. Otro de los grupos de mi top 10 de toda la vida.¡Buen rollo! Ya los vi en concierto hace años, pero no me lo pienso perder. Será mi regalo del día. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s