Bienvenido, Paolo

La vida te da alegrías cuando menos lo esperas y más las necesitas. Esta mañana los ojos me pesaban. No tenía ganas de levantarme de la cama. No me apetecía nada. Ha sonado el despertador y al coger el móvil para pararlo…Un whatsapp me daba los buenos días.

Paolo, mi sobrino, ya estaba aquí. No podía ser más oportuno.
47 centímetros de largo, un peso plumilla de 2.90 kilos y 15 días antes de lo previsto. Tenía ganas de explorar el mundo y sobre todo, de conocer a su tita. 😉
Ha sido mi pequeña gran alegría del día.
Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s