Leyendas misteriosas de Cartagena

La historia de Cartagena está llena de leyendas. Relatos envueltos en misterio que en días como hoy, festividad de Todos los Santos, muchos aprovechan para contar.
A mí me los recordó anoche Ramona Escarabajal, una guía turística. Mi ibicenco y yo buscábamos algo distinto que hacer en sábado por la noche, y encontramos este plan. Una cafetería de la ciudad, El Soldadito de Plomo, tenía organizada una ruta guiada por las calles de la Cartagena medieval para dar a conocer estas leyendas… No me pude resistir. ¡Me encantan estas cosas!
En El Soldadito de Plomo acompañados de Ramona Escarabajal
Así que voy a aprovechar la ocasión para contaros algunas de las historias que a mí más me gustan.

Retrocedemos hasta finales  del siglo XIX. Dicen que fue entonces cuando por el puerto de Cartagena entró un barco con un cargamento cuanto menos curioso: un ataúd vacío. Nadie lo esperaba ni nadie vino a buscarlo, así que permaneció unos días en los almacenes. Después, alguien lo reclamó desde A Coruña.
La caja partió hacia el otro extremo de la península siguiendo un curioso itinerario que estuvo marcado por extraños sucesos y muertes anómalas en las diferentes escalas que realizó, de Almería a Borox (Toledo) y luego a Santillana del Mar.
Pero al llegar a la ciudad gallega nadie fue a recogerlo. Fue entonces cuando un noble serbio afincado en Alhama de Murcia y con extrañas costumbres nocturnas, lo reclamó y el ataúd partió de nuevo hasta el sur.
Pasado un tiempo, cuentan que el misterioso reclamante desapareció y la caja volvió a la ciudad portuaria donde se le dio sepultura en el cementerio de Santa Lucía.
Hay quien dice haber visto el nicho, marcado con un murciélago tallado en la lápida. ¿Desembarcó Drácula en Cartagena? ¿estará enterrado junto a Isaac Peral? Habrá que ir a hacer una ruta por el campo santo…
foto de Me encanta Murcia
Otra de las historias que se cuentan en nuestra ciudad es la de la Nao fantasma.
Si sois de Cartagena seguro que la habéis escuchado alguna vez. Quizás hasta hayáis visto el barco algún 15 de agosto si os ha pillado en El Portús…
Cuenta la leyenda que allá por el año 1609, después de la expulsión de los moriscos, vivía aquí una dama llamada Leonor de Ojeda. Esta joven era pretendida por un aristócrata, don Luis Garre, pero ella estaba enamorada de Carlos Laredo, un morisco convertido al cristianismo y cuyo nombre real (aunque nadie lo sabía) era Yúsuf ben Alí.
Pero Don Luis descubre su verdadera identidad y celoso de él lo delata ante a Inquisición, que lo condena a morir quemado en la hoguera.
Este hecho  lleva a la hermana de Carlos, Fátima, a jurar venganza. Así, la joven seduce a don Luis y consigue citarse con él a solas. Un encuentro en el que aprovecha para adormecerlo con narcóticos, atarlo y llevarlo, con la ayuda de otros moriscos, a bordo de una galera en la que pretenden condenarlo a la vida de esclavo. Cuando Luis despierta, en la bodega del barco, consigue liberarse de sus ataduras y para guiarse en la oscuridad enciende una antorcha. Pero la mala suerte hace que prenda fuego al barco y termine quemándose vivo.
Dicen que desde entonces don Luis quedó condenado a repetir durante la eternidad su final, y que a la salida del sol del 15 de agosto, cada año, es posible ver desde El Portús la silueta del barco navegando por la zona.
 
uno de los momentos de la ruta Leyendas misteriosas
Y… ¿quién no ha escuchado hablar de la maldición de la Dama Blanca? En noches como las de hoy pasea aún por el castillo de la Concepción. Os lo aseguro. Si no, mirad este vídeo. 😉
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s