Cena digna de una princesa en Toledo: el Palacio de Galiana

Fue residencia de reyes, escenario de traiciones y conspiraciones, lugar donde se forjaron leyendas caballerescas y románticas. Un palacio histórico del siglo XI, construido por el Rey Al Mamun a orillas del Tajo. El Palacio de Galiana es, sin duda, un lugar mágico en Toledo.

IMG_0970
Palacio de Galiana

No sabíamos de su existencia, ni estaba en nuestro planning de lugares para visitar en un fin de semana en esta ciudad. De hecho, nos enteramos que habitualmente no está abierto al público. Sin embargo, mi ibicenco y yo tuvimos la suerte de cenar en él. ¡Toda una sorpresa!

 

Organizando nuestra escapada a Toledo encontré algo que me llamó la atención: ‘Cenas a ciegas‘. Una experiencia que aunaba gastronomía y patrimonio. Al contratarla sabes cual será el menú de la cena, el precio, el punto y la hora de encuentro con el resto de comensales. Lo que no conoces es el lugar dónde acabarás degustando esos deliciosos platos de la cocina manchega. Eso sí, seguro que será en algún lugar emblemático de la ciudad. Nos gustó la idea de cenar en un espacio histórico de forma exclusiva y decidimos probar.

Así que nuestra primera parada al llegar a la ciudad fue la plaza Zocodover, punto de encuentro de esta actividad (y lugar de reunión de los toledanos). Desde aquí iniciaríamos una ruta por el centro histórico de la ciudad. Y es que el precio (70€) incluye además una visita guiada. Sin duda, fue una buena toma de contacto con Toledo. También, de celebrar nuestro aniversario 🙂

Después de recorrer callejuelas estrechas, ver varios monumentos y escuchar alguna que otra leyenda, subimos a un autobús que nos dejaba minutos después en nuestro destino final: el impresionante Palacio de Galiana. Teníamos vía libre para explorarlo por nuestra cuenta antes de la cena.

 

Nos sentamos a la mesa un grupo variopinto de comensales: una despedida de soltera compuesta por cinco chicas vestidas de boda y otra pareja vestida de calle como nosotros. En las otras mesas esmóquines, chaquetas vaqueras, vestidos de gala… Jóvenes y mayores disfrutamos de un menú compuesto por:

  • Queso artesano DO manchego
  • Bombón de foie sobre crema de pera
  • Ensalada de perdiz con espuma de foie y encurtidos
  • Crema de berenjena marinada al comino con cous cous de verduras y cecina de ciervo
  • Lubina asada con azafrán, ajo negro y espinacas
  • Mouse de chocolate picante con sablé especiada y helado de mandarina

 

Todo remojado con un Syrah-Tempranillo y un Martué Chardonnay.

Con el estómago lleno y terminada la sobremesa, salimos corriendo del palacio casi a medianoche, como la cenicienta, mojándonos bajo un cielo gris. Toledo es bonito hasta lloviendo, y ese sólo era el principio.

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s