Copenhague en invierno. Qué ver y qué hacer.

Hacer una escapada a Copenhague en invierno es una idea estupenda si buscas la típica ciudad de postal navideña. Todo son luces de colores, árboles de navidad (incluso en la pista de aterrizaje del aeropuerto) y mercadillos navideños. Eso, unido a todo lo que ya de por sí tiene la capital de Dinamarca, la convierten en un destino perfecto en estas fechas. Nosotros aprovechamos el puente de diciembre para visitarla. 

Qué no hay que perderse

  • La ciudad libre de Christiania

Fue nuestra primera parada. Un lugar del que habíamos oído hablar mucho y que sin duda llama la atención de todo aquel que lo visita.

Es un espacio de autogobierno, que se proclama independiente de Dinamarca, y que está ubicado en el barrio de Christianshavn.  Quienes viven aquí no se consideran daneses y ni parte de la Unión Europea. De hecho, a la salida tienen un cartel en el que se advierte: “estás entrando en espacio de la UE”.

Al parecer, antiguamente los terrenos de Christiania pertenecían al ejército, pero en 1971 quedaron abandonados y fue entonces cuando un grupo de jóvenes se reunieron y tomaron la zona para fundar una comunidad libre que todavía hoy existe.

Es un espacio abierto a todos pero, debes respetar sus reglas: pasarlo bien, no correr y no hacer fotos. Además recuerda, a pesar de que aquí vas a encontrar de todo, comprar y vender hachís sigue siendo ilegal. 

Y sí, es que aquí puedes encontrar de todo. Nosotros íbamos paseando por la zona cuando vi unas luces navideñas y le dije a Isaac: ¡vamos, mira, ahí debe estar el mercadillo navideño de Christiania! Al entrar en la calle (en plena Green Zone) nos dimos cuenta que no era exactamente lo que pensábamos. Había puestos a un lado y a otro pero no precisamente de artesanía… ¡Menudas risas! No habíamos visto algo así en la vida. Eso sí, todo tan natural y con muy buen rollo.

Pasear por aquí es como estar en un lugar distinto a Copenhague. No hay tráfico, la gente se mueve andando o en bicicleta, las casas están decoradas con grafittis y colores muy llamativos, hay bares y restaurantes alternativos y bastante más baratos que en la ciudad y el ambiente es súper tranquilo.

IMG_4563-EFFECTS

No os lo podéis perder.

  • Nyhavn

O el “puerto nuevo”. Con casitas de colores a ambos lados. Además de ser la foto más típica de Copenhague está lleno de restaurantes y bares donde poder tomar algo y entrar en calor.

Es un canal donde antaño habitaban marineros y prostitutas; un barrio precedido por una mala reputación que hoy en día es una de las zonas más transitadas de la ciudad.

También en esta zona vivió un tiempo el escritor Hans Christian Andersen. Dicen que fue aquí donde escribió el famoso cuento La Princesa y el Guisante.

  • Decoración navideña del Hotel D’Angleterre en Navidad

Este conocido y ostentoso hotel, muy cerca de Nyhavn, tiene una de las las mejores decoraciones de Copenhague en Navidad. El edificio blanco se vuelve una especie de Cortilandia con enormes adornos y miles de lucecitas que atraen a numerosos turistas, entre ellos a nosotros. Este año la fachada se ha convertido en un calendario de adviento gigante. Cada día se descubre un número y detrás aparecen ilustraciones de cuentos de Andersen.  ¡Nos encantó!

  •  Rådhuspladsen o plaza del ayuntamiento

Una gran plaza presidida por una escultura de Hans Christian Andersen (en estas fechas también por un enorme árbol de navidad) y en la que desemboca la parte sur de la famosa calle Strøget (la calle de las compras).

  • Palacio de Amalienborg

Es la residencia oficial de la familia real danesa durante el invierno. En realidad no se trata de un solo palacio, sino de cuatro, distribuidos en torno a una plaza presidida por la estatua de su fundador, el rey Frederick V. Merece la pena visitarla a medio día, coincidiendo con el cambio de guardia.

  • Iglesia de mármol

Se encuentra justo frente al Palacio de Amalienborg. Un templo luterano con una cúpula inmensa que el rey Frederik V mandó construir y que tardaron en construir 150 años.  

Merece la pena visitarla. Además, la entrada es gratis.

  • Kastellet

Es una de las fortificaciones mejor conservadas de toda Europa convertida ahora en un parque público. Lo que más nos gustó es el molino de viento que hay en medio de los jardines. Está muy cerca de la iglesia de San Albano y de la famosa Sirenita.

  • La Sirenita

Es la imagen de la ciudad, por lo tanto había que ir a verla. Pero, sinceramente, fue lo que menos nos gustó. No merece la pena. Una estatua pequeña, situada en un fondo industrial feo y rodeada de chinos haciendo fotos.

La mayoría de los sitios los visitamos con un free tour. Muy recomendable por cierto si queréis conocer (y no sólo ver) lo principal de la ciudad. Nosotros lo hicimos con Sandesman. Ya habíamos ido con ellos en otras ciudades europeas y volvimos a quedar encantados.

En fin, que además de todo esto, Copenhague es para pasearla (mi ibicenco y yo sólo cogimos el bus y el metro para ir a nuestro alojamiento). Merece la pena andar y pasar por la calle más antigua de la ciudad: Magstraede, con más de mil años de historia.  Por cierto, si veis algún portal abierto, colaos a echar un vistazo a los patios de vecinos. Suelen estar hechos en madera y ladrillos y aunque no son catedrales son muy bonitos.  Es una de las peculiaridades de los bloques de edificios de la zona centro. También hay que ver, aunque sea desde fuera la iglesia de San Salvador.

 

Mercados navideños

Los hay a montones, pero los mejores, a nuestro parecer son el de Christiania y el que ponen en la zona de Nyhavn. Bueno, también el del Tívoli, pero ese hay que pagar.  Visitamos cuatro.

  • Mercadillo de Christiania

Fue el que más nos gustó. Está en una nave industrial gigante que si no te dicen que ahí dentro hay un mercado te piensas que está abandonada. Dentro nos encontramos con muchísimos puestos de artesanos, con precios más asequibles que los que hay en la ciudad y muy buen ambiente Había un grupo de jazz tocando en directo y muy buen ambiente.

  • Mercadillo de Nyhavn

Artesanía y comida. Aquí decidimos probar el glogg, un vino especiado y calentito, perfecto para olvidarse del frío y el risengrod, una especie de arroz con leche, cubierto con canela y un pegote de mantequilla. Un plato típico al parecer por estas fechas. ¡Gordísimo!

  • Julemarket

Al igual que el de Nyhavn, tiene una decoración muy bonita y puedes disfrutar de la gastronomía típica, además de comprar algún detalle navideño. Lo encontraréis paseando por la calle de las tiendas, la Strøget.

IMG_4778

  • Tívoli

Es el segundo parque de atracciones más antiguo de Europa, y aunque suele estar cerrado todo el invierno, abre sus puertas en Navidad. En estas fechas decoran sus jardines y se convierte en todo un espectáculo que, a pesar del precio de su entrada (unos 15 euros la básica) merece la pena visitar.

Nosotros fuimos por la tarde y nos pasamos un buen rato pateándolo. Si quieres subirte en alguna atracción son 3 euros cada una, pero si no, con la entrada básica que nosotros compramos, puedes ver los jardines, entrar a alguno de sus bares a tomar algo o visitar sus tiendas. Además, cada hora, hay un espectáculo de música y luces alrededor del lago.

 

Comer y beber en Copenhague

Copenhague es carísimo. Todo. También, por supuesto el comer o tomarte una cerveza. Aún así nosotros tuvimos la suerte de poder disfrutar del Street Food Market. Una nave enorme donde hay cientos de puestos de comida del mundo. No es barata, pero sí algo que uno se puede permitir.

La lástima es que cierran el 22 de diciembre y al parecer, ya para siempre. Aunque no sabemos muy bien el por qué. Esperemos que inventen algo parecido para bolsillos pobres que visiten Dinamarca…

Para tomar una cerveza (a ser posible artesana), lo mejor es moverse por la calle Strøget. Hay varios barecillos que ofrecen música en directo, sobre todo los fines de semana.

tomando una cerveza en el Dubliner

Nos gustó mucho el Dubliners y el Charlie’s Scott Bar.

¡Skål! (o lo que viene siendo… ¡Salud!) 🙂

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s