Un paseo por Nueva York (I)

Hacía mucho que quería cruzar el charco y conocer la ciudad de los rascacielos. Creo que es uno de esos sitios que, te gusten más o menos las grandes ciudades, tienes que visitar alguna vez en tu vida. Nueva York ha sido una de las paradas de nuestro viaje de novios (sí, mi ibicenco y yo nos hemos casado, pero eso es otra historia (: ) Desde luego, el viaje no ha defraudado. Pasear por Nueva York es como estar dentro de una película.

IMG_7669

¡Sigue leyendo!

Y así comenzó nuestro viaje, cual película. Bajamos del avión, pasamos el control de pasaportes y…¡bingo!, a Isaac se lo llevan a una habitación a parte y a mi me dice la señorita que “no es nada serio” y que yo ya puedo entrar al país. Os imagináis mi cara ¿no?… “¡Qué leches hago yo sola en Nueva York en mi viaje de novios?” jajaja… Mira que ya lo habíamos hablado. Que con sus rasgos y su piel morena…¡ay!… En fin, respiro, me voy a recoger el equipaje…y espero… A los 20 minutos pregunto a otra señorita que dónde está mi marido y que dónde puedo esperarlo…y nada. ¡Así hasta una hora más tarde que apareció por la puerta el muchacho! Bah, un simple control (y una anécdota más que contar).  El caso es que con la tontería llegamos ya cerca de las 5 de la tarde al hotel. Dejamos las cosas y nos echamos a la calle. No queríamos perder ni un minuto más.

DÍA 1

Todo en Nueva York se mueve rápido. Los coches, la gente, las luces… Nuestro ritmo no iba con la ciudad. Andábamos tranquilos, mirando a un lado y a otro. Nos dirigimos hacia la Quinta Avenida e hicimos parada en el escaparate de Tiffany. Allí dónde Audrey Hepburn desayunaba al comienzo de la peli Desayuno con diamantes me paraba yo sorprendida. El rincón  ese día estaba dedicado a Té para dos y si no, mirad la foto 🙂

IMG_7265
escaparate de Tiffany titulado “T” for two

De aquí nos fuimos a visitar la Catedral de Sant Patrick, donde la música de órgano nos invitó a entrar. Justo pillamos terminando una misa. Impresionante. Es la catedral neogótica más grande de Norteamérica y es casi imposible no verla, porque está en plena Quinta avenida, rodeada de tiendas súper lujosas y frente al Rockefeller Center. Sin duda, un ejemplo de los contrastes que se pueden ver en la ciudad.

Después fuimos a cenar algo y decidimos ir a descansar. Habíamos estado casi un día viajando y no podíamos más.

DÍA 2

A las 4 de la mañana teníamos los ojos como platos. Parece que lo del jet lag va en serio. Remoloneamos unas horillas más, pero a las 7 salimos a desayunar.

En la 9th avenue, está el Flame, un dinner típico americano donde hay de todo. Café, pancakes, french toats, zumo natural y huevos revueltos. El servicio rapidísimo y gran cantidad. Salimos redondos.

Nos sacamos la Metrocard (si tenéis pocos días y mucho que ver es recomendable moverse en metro) y nos fuimos a la Public Library que hay junto a Bryant Park. Allí habíamos quedado con Sara, una amiga de toda la vida que lleva un año trabajando en la universidad y que nos hizo de guía.

La biblioteca también es otro de esos escenarios en los que parece que ya has estado. ¡Sale en tantas películas! Hicimos un recorrido por las distintas salas y acabamos en la tienda comprando algunos souvenirs molones.

De camino a nuestro siguiente objetivo pasamos por Times Square. Hay que ver la plaza tanto de día como de noche. ¡Qué cantidad de luces! Isaac dice que si pasas más de 15 minutos allí te explota la cabeza. Literal.

Así que decidimos no estar demasiado y cogimos el metro para ir a West Village, el barrio donde está el edificio de Friends (soy súper fan y no podía dejar de hacerme la foto). Como estábamos a tan sólo un día de Halloween, muchas casas estaban decoradas con esqueletos, calabazas, brujas y telas de araña. Muy americano todo. Allí mismo buscamos un lugar donde almorzar. Había que coger fuerzas para caminar la High Line.

Es un auténtico oasis en medio de Manhattan. Por allí pasaban las antiguas vías del tren, de hecho aún se ven restos. Todo el camino (algo más de dos kilómetros) se recorre en más o menos una hora, contando con que vas haciendo paradas para hacer fotos y tal. Nosotros lo empezamos en el tramo sur (el más bonito), junto al mercado Chelsea. Es un parque que combina naturaleza y arte, donde puedes encontrar murales, esculturas, puestecillos ambulantes…además permite ver el bullicio de la ciudad desde arriba mientras a ti te rodeada la calma . Un paseo muy recomendable.

Como no tuve suficiente con la caminata decidí que teníamos que patinar sobre hielo. Es otra de las cosas que no podéis dejar de hacer si vais a Nueva York entre final de octubre y Navidad. Nosotros lo hicimos en la pista de Bryant Park (un parque muy bonito donde además ya estaba instalado el mercadillo de Navidad). Allí la entrada a la pista es gratis. Sólo tienes que pagar por el alquiler de patines que son 20 dólares pero puedes estar todo el tiempo que quieras. Eso sí, lleva tu propio candado para poder guardar tus cosas en las taquillas, si no tendrás que comprar uno (y no están baratos).

Después de pasar un rato de lo más entretenido volvimos a coger el metro y nos fuimos a pasear por Central Park. (Si mi móvil no me engañó ese día hicimos unos 23 kilómetros…¡ vamos, una etapa del camino de Santiago! Nadaaa. jajaja).  Esta vez el paseo fue cortito. Estábamos cansados. Recorrimos Strawberry fields y vimos el mosaico de Imagine, monumento dedicado a John Lennon, que fue asesinado en 1980 en la ciudad; después atravesamos la plaza donde se encuentra la fuente Bethesda, dicen que la más filmada y fotografiada del mundo. Nosotros la encontramos sin agua, así que ni fú ni fá.

El paseo terminó en el restaurante del Boathouse. ¡Menuda cenorra nos pegamos con vistas al lago! Eso sí, a hora inglesa (seguíamos con el jet lag). Con el estómago lleno y las pilas cargadas pusimos rumbo a una de las citas imperdibles de este viaje: el Empire State. La forma perfecta de acabar un largo día: disfrutar de unas vistas nocturnas espectaculares de la ciudad toda iluminada.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s