La suerte está de mi parte

A veces no hace falta irse muy lejos. A veces, tan solo salir a pasear, disfrutar de un atardecer bonito y poder respirar aire fresco, es suficiente para cargarte las pilas, olvidarte de todo y sentirte feliz. Creo que todo esto del coronavirus nos está haciendo valorar más las pequeñas cosas. Al menos a mí.

Paseos al atardecer. Dalt Vila, Eivissa

Llevamos ya muchos meses con el puñetero virus y las cosas no mejoran. De hecho, cada vez van a peor. En Ibiza, hace una semana ya que entramos en fase 4 reforzada, con restricciones importantes. Las cifras de hoy asustan. 414 nuevos casos en solo 24 horas. Un chico de 30 años ha muerto por Covid19. ¡¿30 años?! ¡Pero qué locura es esta!

¿Cuándo volverá la normalidad? ¿volverá de verdad? ¿Volveremos a respirar sin mascarilla? ¿y a abrazarnos sin miedo?

Ante tanta incertidumbre, no queda otra que agarrarse a lo que uno tiene en este momento.

Mi gente está bien, todos en nuestras ‘burbujas’ limpias de covid; cada día hay motivos para reír, y si no, mi ibicenco se encarga de contar un chiste y todo se arregla; tengo a quien abrazar y quien me abrace; vivo en una isla maravillosa y tengo el mar al lado de casa.

La suerte está de mi parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s